Sobre la Banda

Escudo

La Banda de Música en Lahiguera ha sido el principal reflejo de la vida musical de la localidad. Durante la mayor parte del siglo XX ha existido con cierto prestigio en la zona a pesar de ser un pueblo pequeño.

El peor momento por el que atravesó la Banda de Música durante el siglo XX fue entre el año 1965 y 1980, que desapareció privando a los vecinos de Lahiguera y comarca de uno de sus pilares culturales. En ese periodo de tiempo hubo varios intentos de reactivar el funcionamiento de la banda hasta que en 1979, coincidiendo con la vuelta de varios emigrados a Cataluña que habían sido músicos en fases anteriores de la banda, se volvió a encender la llama musical. Se sentía la necesidad de tener una banda de música. Entre estos músicos que regresaron y los pocos componentes de la antigua agrupación, pusieron en marcha en 1980 con mucha ilusión y esfuerzo la Banda de Música de Lahiguera, siendo algunos de ellos aún hoy miembros de la misma.

Cuando más se echaba en falta la presencia de la banda era en Semana Santa, así que no es casualidad que fuera precisamente en esas fiestas de 1980 cuando reapareciera. Ya no tendría que ser un simple tambor o un radiocasete escondido bajo el paso el que pondría la banda sonora a estas fiestas tan veneradas en Lahiguera. Así iniciaron la nueva andadura de la banda 12 músicos: Paco “el Peñonero” (trompeta), Felipe y Lolo “los Borregueros” (clarinete y trompeta respectivamente), Manuel “el Lete” (saxofón tenor), Antonio G. Requero (clarinete), Domingo, Miguelín y Juanete “los de Melenas” (tuba, bombo y saxofón alto), José María “el del Chorri” (caja), Manolico y Alfonso “los Sifoneros” (platos y bombardino) y Juanito “el de la Rizá” (clarinete).

En cuanto a la formación musical de los integrantes encontramos desde los que ya habían pertenecido a la banda en períodos anteriores, pasando por los que fueron enseñados en todos estos años por Francisco Pérez Cano (director hasta 2014) y los que están recibiendo educación musical en conservatorios o escuelas de música de Jaén, Andújar, Linares, Córdoba, Málaga o Granada. A lo que hay que añadir la creación de una escuela de música en Lahiguera en 2007, con el fin de desarrollar los conocimientos y habilidades de niños que con toda seguridad, serán recibidores, portadores y transmisores de esta herencia musical.

Actualmente está formada por cerca de 40 músicos de entre 10 y 68 años de formación musical diversa. En sus primeros años sería dirigida por Mateo Carlos Martínez. Aunque ya desde el primer tercio de la década de los 80 será Francisco Pérez Cano el que se haga cargo de la misma estando al frente de la misma hasta el 2014, siendo el principal impulsor de la banda con su trabajo y paciencia al frente de la misma. En los últimos 4 años ha ido cediendo progresivamente la batuta a su actual director: Juan Francisco Pérez Fuentes.

La Banda de Música de Lahiguera viene actuando desde 1980 en las fiestas que se celebran en nuestra localidad; ya sean procesiones de Semana Santa y de las fiestas locales, pasacalles, conciertos y cualquier otro tipo de eventos. Igualmente se realizan actos musicales en pueblos vecinos que habían carecido o carecen de banda de música. La nuestra ha sido pionera en la zona sirviendo como estímulo para que en otros pueblos cercanos más grandes, como Arjonilla o Villanueva de la Reina, se formaran bandas de música que, al igual que en nuestro pueblo, habían desaparecido. Asimismo ha paseado el nombre de su pueblo por una ingente cantidad de lugares entre los que destaca: Castellar del Vallés, Granada, Andújar, Cazorla, Arjona, Marmolejo, Chauchina, Cazalilla o Roquetas de Mar, entre otras muchas. Participando en certámenes, conciertos, procesiones, pasacalles, etc. Con motivo de la celebración del 30 aniversario de la banda, en 2010 publica un disco de marchas procesionales.

En 1991 se constituyó legalmente como Asociación Musical denominándose “Ortega y Cortés” en recuerdo a los dos últimos maestros que dirigieron la Banda en los años 50 y 60, José Ortega y Miguel Cortés, ambos desaparecidos. Músicos que dedicaron gran parte de su vida a transmitir todos sus conocimientos y sabiduría musical a los niños y jóvenes del pueblo con el método de solfeo de Hilarión Eslava y la técnica pedagógica de la colleja, pero con el esfuerzo y la ilusión que hoy falta a muchos docentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s